Coberturas

Ca7riel y Paco Amoroso recibieron el aval de los wachxs en Monte Grande

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El dúo revelación del 2019 llegó por primera vez al barrio de zona sur junto a la ATR Vanda, con entradas agotadas y un show explosivo.

 

Hay algo que ya no sorprende de los shows de Catriel Guerreiro (Ca7riel) y Ulises Guerriero (Paco Amoroso): Vayan a donde vayan, se aseguran un sold out. Por supuesto, Monte Grande no fue la excepción. Fue así que el dúo salió a escena a las 22hs. luego de una intro donde la ATR Vanda (un dream team de músicos conformado por Axel Introini y Guido Rodriguez en teclados, Mariano “Yuye” Domínguez en batería y Julian Montes en bajo) invocó a Luis Alberto Spinetta y Charly García, para rápidamente dar pie a “A Mí No”. Sin respiro llegó “Anti Yuta”, una canción que trajo consigo el primer mensaje anti veda de la noche cuando Ca7o pidió: si yo les digo poli, ustedes dicen mala. Si yo les digo Macri, ustedes dicen gato. La gente que había copado el Teatro Greison lo gritó con mucha efervescencia, mientras la seguridad sacaba bastante gente ahogada y desmayada a raíz del calor que hacia allí adentro. A raíz de esto, acertadamente, la gente del lugar decidió que el show sea a puertas abiertas para que pueda correr un poco de aire. Realmente, el calor que hacía allí adentro era sofocante, lo que provocó que tanto Ca7riel como Paco se queden en cuero todo el show (despertando varios suspiros entre el público). ¿Qué onda gente? ¿Hace calor acá en el sur, no?, preguntó Paco antes de cantar “No Sé”, canción propia que lanzó junto al productor y youtuber Bizarrap hace ya algunos meses.

 

 

Un rato después, Ca7riel volvió a las tablas con guitarra en mano para interpretar varios de sus temas solistas incluidos en su EP Livre, entre los cuales destacó “No Aterrizó”. Al finalizar este bloque de canciones, la gente explotó con el cantito “ATR, ATR” en reconocimiento al gran sonido que el cuarteto estaba teniendo y también empezaron a pedir que Ca7o se tire al público. “Después me tiro y nos abrazamos todos”, prometió él. Paco volvió al escenario para hacer uno de sus hits: “Ouke”. Con la gente muy extasiada, el clima festivo aumentó aún más cuando desde el escenario se escuchó que estamos de festejo porque mañana se va el gato. Los gritos y el “MMLPQTP” no se hicieron esperar. A esta altura ya poco importaba la veda electoral, lo único que queríamos todxs era urgentemente expresarnos en las urnas y así fue. En unos meses se irá definitivamente Mauricio Macri, luego de 4 años de gobierno de privilegios solo para unas pocas personas.

 

Una de las características del dueto surgido tras la disolución de Astor (una banda que llegó a sacar un EP y que se las ultra recomiendo, allí Catriel cantaba y Ulises tocaba la batería) es la de brindar shows cortos. Claramente esta no fue la excepción, ya que solo 12 canciones conformaron su setlist. Y el final llegó de forma repentina y sin previo aviso, luego de los hits “Ola Mina XD” y “Jala Jala”.

Gracias por todo, nos vemos la próxima. Y mañana, a festejar… decía Ca7riel mientras tiraba agua al público (a esta altura Paco ya se había tirado con ellxs) y todxs empezaban a reclamar por un tema más, cosa que lamentablemente no sucedió. Pero sólo una hora de show bastó para que ambos demuestren porqué son una de las revelaciones musicales de la escena en la actualidad. Si bien la música que hacen actualmente parte del trap, ambos saben que dentro del movimiento son bichos raros: intentan no abusar del autotune (realmente no lo necesitan), tienen una banda en vivo que no tiene nada que envidiarle a las mejores del rock y han sabido ganarse un público muy propio donde se combinan diferentes estilos y conviven perfectamente entre sí. Ambos ya están pegados: suenan frescos y tienen el aval de las wachas y los wachos.

 

Fotografía de Cata Distefano en Niceto Club, en agosto de este año. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.