Coberturas

ES TIEMPO DE SANAR ESTA MISERIA: EL PLAN DE LA MARIPOSA EN REFUGIO GUERNICA

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Con entradas agotadas y la compañía de una espectacular banda – Astronautas del Futuro – la banda necochense El Plan de la Mariposa volvió a Refugio Guernica para llenarlo de buena vibra y amor.

Solo un tema fue suficiente para que a Lucas Aldrighi se le cortara una cuerda, así fue como arrancó Astronautas del Futuro. Al terminar la canción su guitarra fue reemplazada por otra roja con calcomanías de Slipknot y 2 Minutos, algo raro de ver ya que su estilo musical no se asemejaba a dichas bandas. La banda, oriunda de San Francisco, tocó sus primeros temas en un Guernica que prometía llenarse. “¿A Dónde Iríamos?” fue el tema con el que arrancaron, un tema dentro de todo nuevo, ya que fue lanzado el año pasado, formando parte del EP “El Despegue pt. 2”. A lo largo de todo el show, los Astronautas del Futuro demostraron ser una banda con mucha ductilidad y capaces de interpretar distintos estilos de música sin perder su esencia; pasaron por funk, estribillos cantados en un tono al unísono, al estilo punk y sonidos electrónicos que provenían de un sintetizador.

No pudimos evitar notar como Lucas (guitarra y coros), Emanuel (guitarra y voz), Gonzalo (guitarra y voz), Romeo (bajo) y Pablo (batería) disfrutaron, cada uno a su manera, durante todo su tiempo en el escenario.

Una vez que ADF bajó de escenario, la música de Gorillaz, Kendrick Lamar, Babasónicos y varios más, ambientaba Refugio que – ahora sí – estaba lleno.

Uno detrás de otro, fueron apareciendo los Plan De La Mariposa vistiendo, como de costumbre en la gira, un mono o mameluco como de conserje o plomero al estilo rocanrol.

Con un fondo empapelado de “es tiempo de sanar esta miseria”, los hermanos Anderson, Andrés Nor (bajo) y Julián Ropero (batería) comenzaron a interpretar “La Bisagra”. Ese primer tema fue un adelanto que marcó lo que sería el resto de la noche: alegría y energía que nos invadía de pies a cabeza. “La Cobardía” le dio un tinte de funk a la noche y nosotros, inspirados por la danza de Cami (voz), no pudimos evitar seguir el ritmo. “Dejala correr que solita te lleva” dice una frase de “La Vida Cura” y no encuentro una mejor para describirnos en ese momento.

Después de “Calle Mantra” e “Invierno Nuclear” la ciudad dejó de sentarnos bien y, por un momento, la música nos dejó boyando por el “Mar Argentino”. “Romance Con El Desapego” se hizo presente en las gargantas de todos nosotros, que la cantamos de principio a fin. Terminado este tema, Seba se bajó de escenario y le cedió el micrófono a su hermano Valentín para que, en la oscuridad de Refugio Guernica, germinara una “Semilla del Alma”.

Ella Es Agua”, “El Paraíso” y “Savia” pasaron con la misma energía con la que veníamos y fue el turno de que Cami, con su pañuelo verde atado en la muñeca, tomara el micrófono principal y nos recordara que “El Cuerpo Sabe” todo lo que nos pasa, que le demos bola.

Braian” fue la siguiente en la lista de temas. Siguió después la canción dedicada al músico argentino que decidió recorrer América en bicicleta, “Guruchain”, y Seba resaltó el coraje de dicho artista, comparando con sus experiencias de viajar en combi.

Buenos Aires Fiebre” comenzó con la historia de los necochenses que, durante un tiempo, debieron mudarse a la Capital, y lo que significó pasar de la tranquilidad de su ciudad a la vorágine interminable de CABA. Luego de “Cruz del Sur”, las palabras que le dedicaron a “Niño Abuelo” nos enternecieron y sensibilizaron, dejándonos con la emoción a flor de piel al escucharla, ya aclimatados para “Abrime los Ojos”. Ya íbamos llegando al final de la noche, una noche en la que lo más presente fueron los sentimientos y lo más importante, dejarlos salir a través de nuestro cuerpo. Por eso volvimos a saltar y bailar inmediatamente al ritmo de “Azúcar Negra”. En los coros de este tema, Cami dejó en evidencia el gran potencial de su voz que, junto con el bajo funkeado de Andrés parecía que desplegaban magia.

Un grito ensordecedor de Andrés nos anunció el comienzo de “Te Quiero”, y para regalarnos unos últimos pogos salió “Mi Jagger” a surfear la noche.

El cuerpo siempre puede un poco más, entonces “¿Cómo Decir Que No?”, ¿cómo decir que no queríamos que terminara? Aunque ya habían bajado del escenario, se escuchó el coro de nuestra parte gritando el cantito “¡El Plan de la Mariposa!”. Después de unos minutos la banda volvió con el último tema. “El Riesgo” comenzó a sonar y nosotros cantamos con los brazos en el air. Era tiempo de sanar nuestras miserias.

Mi primera impresión al escuchar la banda fue – textual – “hacen bien al cora”. En vivo pude comprobarlo y después de esta noche no me quedó ninguna duda de que, lo que la banda quiere transmitir, lo logra con éxito en cada recital y con cada canción.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.