Noticias Uncategorized

OTRA VEZ LAS LETRAS, LA MÚSICA Y TODO LO QUE REPRESENTA CARAJO, HICIERON HONOR A SU SHOW: CARAJO en Krakovia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Para presentar dos temas nuevos, Carajo llegó a Córdoba junto con Cirse y el apoyo de la banda cordobesa Santa Kim. Nos brindaron una noche especial y distinta a las demás.

A las 22 horas del viernes, en la puerta de Krakovia se escuchaba de fondo la banda que dio inicio al show. A pesar de que no había mucha gente en ese momento, Santa Kim se hizo escuchar por los presentes. Los interesantes arreglos de guitarra en manos de Germán Bonzani y los solos que venían por parte de Juan Grosso, se amalgamaban a la perfección con el bajo de Simón Zoldano y la batería de Leonardo Ledesma.

Quien le daba el power detrás del micrófono era Diego Carp. Durante aproximadamente 40 minutos nos entretuvieron con su música, mientras que en el salón se veían cada vez menos espacios vacíos. Expectantes y ansiosos se los veía a los Cirse, asomados, escuchando y esperando su participación.

Luego de un intervalo de 15 minutos llegó el momento de que Luli (voz), Martín (batería), Ziva (bajo) y Gabriel (guitarra) hicieran su presentación. Automáticamente, cuando la guitarra hizo su primer acorde, nos acercamos todos hacia el escenario. Eléctrico fue el comienzo y “Eléctrico” fue el tema que dió inicio al repertorio. La energía y el énfasis que le ponía Luli a las letras contagiaba y nos ponía a cantar y a bailar. El respaldo en los coros de Ziva y Gabriel, y la manera de pegarle a la batería de Martín hacían que el ambiente poco a poco fuera creciendo hasta el punto de hacernos olvidar que después de ellos vendría Carajo.

Muchos de los espectadores fueron exclusivamente por Cirse, y otros que no conocían la banda quedaron atónitos al escucharlos. Llegado el momento de “Karma” Luli nos dijo que Corva no iba a poder estar, aunque todos esperamos que apareciera en el escenario y, hasta el último momento, no perdimos las esperanzas. Antes de este suceso, Luciana agarró la electroacústica e interpretaron el primer corte de su último disco (Karma, 2017), “Desaparecer”. Acto seguido, deslumbraron con un cover a su estilo, de Fito Paez, “Ciudad de Pobres Corazones”. Para finalizar y dejar el escenario – y a nosotros – calentitos, tocaron “Ácido” y cerraron su performance.

Después de la pausa de algunos minutos, se empezaron a ver las siluetas de Andy, Tery y Corva, y sin introducción comenzaron a tocar “Chico Granada”. Sorprendida, porque inusualmente arrancan con esa canción, la multitud se empezó a mezclar, saltar, gritar, cantar y poguear. Sí, bien arriba, a lo Carajo.

No hubo tiempo ni para atarse los cordones cuando se empezó a escuchar el llanto de un bebé, reconocida introducción de “Ácido”, que se inyectó en nuestra sien. Al momento de hacer “El que ama lo que hace”, Tery cantó su parte y luego de eso, rompió su garganta y no pudo aportar más con sus coros tan característicos. A pesar de que su ausencia se notaba, el coro de la gente suplantó sus partes dándole un toque especial a la noche hasta que llegó el momento de “Denso”, sí, el primer tema inédito de la noche. Era inevitable notar cómo la gente dejó de saltar y poguear para cambiar la expresión de sus caras y asombrarse frente al arpegio en la Valoy que luego se convirtió en un riff simple que hizo honor al nombre del tema. Después de unas canciones más, Corva anunció, compensando el hecho de que no pudo estar en el escenario con Cirse, a Luli como invitada y convocó a todas las “carajeras” a poguear junto con ella al son de “Acorazados”. En respuesta inmediata a este pedido, se escucharon las voces femeninas y también se vio a una que otra en los hombros de alguien, cantando a todo pulmón.

Después de la épica interpretación realizada por los cuatro, Luli se despidió al grito de “¡Carajo, la mejor banda de Argentina!” De repente, inmersos en la oscuridad, empezamos a escuchar el sonido de una sirena, la púa de Tery deslizándose sobre una de las cuerdas de su guitarra y las luces rojas de los cabezales que se movían siguiendo un patrón; era el momento de “Advertencia”, segundo tema inédito. Las expresiones en nuestras caras, otra vez, eran de asombro y atención. “Cuídate de quien nos cuida, es la advertencia” fue la primera frase de la canción, y de ahí en más se volvió imposible no prestar especial atención a la letra. Otra vez los textos, la música y todo lo que transmite Carajo, hicieron honor al nombre de la canción. Entre aplausos y gritos, nos mirábamos unos a otros, incrédulos por los dos temas nuevos que habíamos escuchado. Después de esto el show siguió dando cosas especiales, como por ejemplo, la aparición de “el Rueda”, un fan cordobés de Carajo que en silla de ruedas se metió a poguear y, para que sus ídolos lo vieran, la gente lo levantó en el aire al coro de “olé, olé, olé, olé… Rueda, Rueda”. La respuesta de Corva fue “grande el Rueda, son increíbles todos ustedes”.

Cuando el show llegaba a su fin, Corvata quiso saber si alguien tenía ganas de “Joder” y, entre ovaciones, comenzaron el tema. Todos sabíamos que no era la última canción, el cierre venía de la mano de “Sacate la Mierda”, como siempre, dejándonos un momento mas que orgásmico cuando Krakovia se silenció y el estribillo fue cantado por un público que seguramente tenía la piel erizada. Cuando creíamos que era el final, la bata de Andy sonó fuerte dando lugar al medley de Pantera y dándonos a nosotros la oportunidad de hacer un pogo “de despedida”.

Fotografía por: Camila Laiun

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.